Alimentos bajos en proteínas

por | noviembre 17, 2022

El manual completo de las dietas bajas en proteínas

Se aconseja una dieta de alimentos bajos en proteínas para tratar ciertos trastornos. Entre las afecciones se encuentran el mal funcionamiento del hígado, las enfermedades renales y las enfermedades que influyen en el metabolismo de las proteínas, que pueden requerir una dieta baja en proteínas.

Las dietas bajas en proteínas pueden aumentar la esperanza de vida y proteger contra las enfermedades crónicas, según estudios recientes.

En este artículo se tratan las ventajas y desventajas de una dieta baja en proteínas, así como la conveniencia de empezar a reducir la ingesta de proteínas.

¿Cómo funciona una dieta baja en proteínas y qué es?

Debes consumir una dieta baja en proteínas. Esto indica que debe consumir una cantidad mínima de proteínas cada día, a menudo entre el 4 y el 8% del total de calorías diarias.

En consecuencia, dependiendo de la cantidad de alimentos que consuma, deberá ingerir entre 20 y 50 gramos de proteínas cada día.

La ingesta diaria de proteínas recomendada para una persona media se sitúa entre el 10% y el 15% de las calorías totales. Para los deportistas, las personas mayores y las que tienen ciertos problemas médicos, esta cifra puede ser mayor.

Las proteínas son cruciales para una buena salud. Sin embargo, las personas que padecen ciertos trastornos podrían beneficiarse de consumir menos proteínas.

Las dietas bajas en proteínas pueden ser especialmente ventajosas para las personas cuya función renal o hepática está comprometida.

También pueden ser necesarias para quienes padecen anomalías en el metabolismo de las proteínas, como la homocistinuria o la fenilcetonuria.

Una dieta baja en proteínas debe diseñarse cuidadosamente para evitar problemas de salud y escasez de nutrientes.

Hay que tener en cuenta los posibles peligros y desventajas adicionales antes de empezar una dieta baja en proteínas.

Las dietas bajas en proteínas son saludables

Las personas que por lo demás están sanas tienen menos probabilidades de beneficiarse de una dieta baja en proteínas que las personas con ciertas enfermedades o dolencias.

  Sesión De Fotos VIP Con El Estilista De Las Estrellas Marco Peña

Normalmente, los riñones eliminan la urea, un producto de desecho que se crea cuando el hígado descompone demasiadas proteínas.

Reducir la ingesta de proteínas puede ser ventajoso para las personas que tienen problemas hepáticos o renales.

Esto mejora el metabolismo de las proteínas y dificulta la acumulación de urea.

La fatiga, la pérdida de apetito, la pérdida de peso y los problemas mentales pueden ser consecuencia de unos niveles elevados de urea.

Además, podría hacer más probable la diabetes tipo 2 o la mortalidad por insuficiencia cardíaca.

Reducir el consumo de proteínas es esencial para las personas con enfermedades hereditarias como la homocistinuria o la fenilcetonuria.

El metabolismo de varios aminoácidos puede verse obstaculizado por estas enfermedades. Por lo tanto, reducir el consumo de proteínas puede ayudar con los síntomas ( 7Fuente de confianza, 8Fuente de confianza).

Las dietas bajas en proteínas pueden ayudar a la salud de la población en general de varias maneras, según la investigación.

Según una revisión, las personas de mediana edad que consumen menos proteínas tienden a vivir más tiempo y tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas como el cáncer y las enfermedades cardíacas.

Sin embargo, las ventajas para la salud a largo plazo de la restricción de proteínas en individuos sanos requieren más investigación.

Posibles efectos negativos

Las proteínas son esenciales para el desarrollo y el crecimiento.

El cuerpo la utiliza para crear hormonas y enzimas vitales, así como la estructura de los huesos, los músculos y la piel.

Los estudios han demostrado que una deficiencia de proteínas puede perjudicar su salud. Esto incluye una disminución de la inmunidad, un crecimiento muscular más lento y una disminución de la inmunidad.

La falta de proteínas también puede manifestarse en forma de edema, anemia y pérdida de cabello.

Incluso teniendo en cuenta los posibles riesgos para la salud, reducir las proteínas puede ser un reto.

Seguir una dieta baja en proteínas requiere inventiva, pero también una cuidadosa planificación para satisfacer otras necesidades nutricionales.

  P90X2 | Latino Fit Club

Los alimentos ricos en proteínas ofrecen muchas calorías y minerales importantes.

El hierro, el zinc y las vitaminas del grupo B son abundantes en la carne de vacuno. El magnesio, el fósforo y el potasio abundan en las judías ( 16, 17).

Cuando se sigue una dieta baja en proteínas, es crucial asegurarse de que se obtienen nutrientes de otras fuentes para evitar las deficiencias nutricionales.

Una dieta deficiente en proteínas puede tener efectos negativos en la salud.

Qué comer

Las comidas ricas en proteínas, como la carne y las proteínas de origen vegetal, son el objetivo principal de la mayoría de las dietas.

Coma comidas bajas en proteínas y altas en frutas y verduras.

Incluso aunque se le permita comer carne y proteínas de origen vegetal, es preferible incluirlas sólo como guarniciones.

Es probable que necesite consumir más aceites beneficiosos. Esto puede ayudarle a consumir más calorías para satisfacer sus necesidades diarias.

  • Compre alimentos sanos y bajos en proteínas
  • Las frutas incluyen cosas como pomelos, manzanas, plátanos, peras, melocotones y plátanos.
  • Tomates, espárragos, pimientos, brócoli, verduras de hoja verde y otras hortalizas.
  • Cereales: cebada, pan, pasta, avena, arroz, etc.
  • Grasas saludables Se incluyen los aguacates, el aceite de coco y el aceite de oliva.

No comas estas cosas

La proteína es crucial incluso si sigues una dieta baja en proteínas. Nunca te la saltes.

  • No debes consumir cantidades excesivas de alimentos bajos en proteínas, como productos animales o proteínas de origen vegetal.
  • Aumentar la ingesta de alimentos bajos en proteínas y saludables, como las frutas y las verduras, te ayudará a conseguirlo. También es posible que tengas que reducir tu consumo de proteínas.
  • Un plato estándar de pollo es de 4 onzas (113 g).
  • Sin embargo, si sigues una dieta baja en proteínas, puede que tengas que reducir tu consumo de proteínas a la mitad para mantener un peso saludable. Coma una porción de 2 onzas (57 gramos) en su lugar.

Alimentos ricos en proteínas que deben limitarse o evitarse

  • Carnes como la de vaca, cerdo, pollo y pavo
  • Pescado y moluscos
  • Huevos
  • Las legumbres incluyen lentejas, alubias, guisantes y lentejas.
  • La leche, el queso y el yogur son ejemplos de productos lácteos.
  • El tofu, el tempeh y el natto son ejemplos de productos a base de soja.
  • Los frutos secos como los pistachos, las nueces y las almendras.
  • Las semillas de chía, las de cáñamo y las de lino son excelentes opciones.
  Rutina de gimnasio para el pecho

Preguntas Frecuentes:

¿Qué le parece comer menos proteínas?

Las dietas bajas en proteínas restringen su ingesta diaria de proteínas. Esta dieta puede ser útil si sufres una enfermedad renal o problemas de hígado. La digestión de las proteínas la realiza el hígado y la eliminación de los residuos proteicos la realizan los riñones.

¿Qué alimentos pueden sustituir a las proteínas?

El marisco, los huevos, la carne y el pescado son fuentes de proteínas.

¿Qué función cumplen las proteínas en la vida de una mujer?

Todas las células del cuerpo dependen de las proteínas para funcionar. Ayudan a regenerar las células y se encargan de producir y reparar tejidos como la sangre y los cartílagos. Además, las enzimas y las hormonas que son esenciales para controlar el metabolismo, el crecimiento y otros procesos están hechas de proteínas.